I+D en la empresa Saludable

Empresa saludable: innovación tecnológica y gestión de personas

Pensar como tecnólogo incluye no perder nunca la empatía con respecto a lo que la tecnología puede o no puede hacer por las personas. Por eso, cuando María Jáimez me pidió que escribiese unos cuantos párrafos como director de I+D de Mainfor sobre cómo podemos innovar en la gestión de las personas, me llevó poco tiempo enumerar distintas circunstancias donde mi departamento está contribuyendo a mejorar la salud de nuestra empresa:

  1. Gestión de proyectos: Cuando se trabaja bajo este formato, el estrés y la búsqueda de objetivos pueden conllevar inconvenientes individuales y grupales que desde mi área vigilamos y ayudamos a mitigar. ¿De qué sirve un departamento de I+D si no usa la tecnología para que sus compañeros/as pueden producir mejor con menos esfuerzo/tiempo/energías? Cada proyecto que iniciamos tiene un equipamiento 2.0 o, en caso de contrario, mejoramos nuestro know-how 2.0 para estar a la altura.
  2. Mejora de procesos y flujos de trabajo: La innovación bien entendida es la que busca soluciones concretas y específicas. Si bien es cierto que los proyectos son importantes, aún más lo son los flujos de trabajo transversales y comunes, ya que es en esta columna vertebral donde la innovación puede ayudar y amortizar rápidamente lo invertido. Como comento en mi último podcast, son los workflows y su optimización y mejora los que te pueden dar ese plus de productividad.
  3. Automatizaciones y monitorizaciones: La creatividad surge por sí sola cuando se reduce el estrés y el mismo se mengua si «tienes tiempo para pensar». Por eso hemos convertido a las máquinas algorítmicas en nuestras poderosas aliadas para permitir que nuestra gente tenga tiempo para inventar «cosas chulas», como el canal de YouTube de IEP “Café en prácticas” (que no es, por mucho que digan las malas lenguas, una excusa para venir en vaqueros y sudadera a la oficina).

Por si esto fuera poco, desde Mainfor llevamos unos 18 meses con una auténtica revolución transmedia que nos ha permitido dejar de externalizar la producción audiovisual para convertirnos en una pequeña productora de contenido 2.0. con un catálogo que abarca desde transmisiones en directo y podcasts hasta la creación de un sólido esqueleto visual formativo. Y os podemos asegurar que el esfuerzo ha merecido la pena, entre otras razones por la introspección interna que ha supuesto para nosotros/as. Ha sido como ponernos en el «diván», buscar nuestros defectos y virtudes y verlo por YouTube. Este sano proceso de autoconocimiento casi freudiano ha mejorado nuestra salud psicológica de forma evidente:

    • Autoreconocimiento y seguridad en nosotros/as mismos/as: oye, que hago bien lo mío y además puedo enseñarlo en vídeo a la familia o a un ligue el sábado por la noche.
    • Mejora individual y colectiva, ya que estar tan expuestos/as nos impulsa a progresar.
    • Empatía para entender el lenguaje visual, cómo lo consumen las nuevas generaciones y adaptar nuestros productos y servicios a ellas.

Como puedes ver, nuestro «mens sana in corpore sano» como empresa toca todos los aspectos funcionales y, sobre todo, hace uso de la mejor de las innovaciones, la social, es decir, la que piensa primero en las personas y después en los ceros y unos.

Workshop, empresa saludable

Ahora anuncios: Puedes reservar tu plaza gratuita para los eventos de Granada (16 de enero), Sevilla (23) y Madrid (30) en este enlace. Conocerás de primera mano cómo son y cómo ser una empresa saludable y por qué el Programa de Posgrado en gestión de RRHH es tu puente al empleo en el sector o esa actualización curricular que buscas para impulsar tu carrera en la gestión de personas.