Fracaso, el culpable que originó mi negocio

Ningún Plan, por bueno que sea, resiste su primer contacto con el enemigo, la realidad.

Helmuth Carla Bernard von Moltke.

 
La memoria colectiva es muy peculiar. Todos recordamos grandes fracasos y desastres de la historia de la humanidad, como el del Titanic o el del Hindenburg, pero nos costaría un poco más pensar en los éxitos del género humano. Si el Hindenburg atravesó 17 veces el Océano Atlántico en 1936, cuando no estábamos acostumbrados a volar, también hubo cosas que se hicieron bien, pese al incidente.   Y aunque todo fuese malo, siempre habrá algo que aprender de ello. Debemos aprovechar tanto lo bueno como lo malo de las decepciones propias o ajenas para que nuestra siguiente idea sea más resiliente que la anterior. Es decir, para que aguante mejor el contacto con la realidad y pueda ser exitosa.
 

Contexto

Decir que nos sentimos atraídos hacia el fracaso quizás resulta exagerado, pero está demostrado que neurológicamente exageramos los errores. En el caso de los/as innovadores/as, los/as «paparazzis», siempre pendientes por ser la innovación una “tendencia” muy actual (aunque, en realidad, existe desde siempre) inflan los fiascos y ningunean los éxitos, creyendo que ponen el dedo en la llega cuando en realidad nos están echando una mano en nuestro aprendizaje.
Guadalinfo Impulsa y su ciclo de coloquios “Los retos del innovador” rinde un  tributo especial a los «caídos en el camino» a la hora de crear empresas de economía social. No desde la tristeza, sino desde la practicidad de encontrar el remedio correcto gracias a las soluciones fallidas que ya fueron puestas a prueba. Así, te ahorras muchos pasos en tu camino y podrás elegir mejor.
 

Soluciones

La misma inteligencia colectiva que condena y sentencia, también puede ser nuestra aliada. Grandes logros sociales y empresariales han sido y están siendo constituidos desde su base por un pensamiento «neuronal grupal», que busca, casi sin proponérselo, las mejores soluciones a los errores, problemas y dificultades.
La innovación es como el agua que viene de las montañas, que tarde o temprano encuentra el camino hacia el mar, aunque se estanque en ciertos momentos.
 

Call to Action

Helen Gómez Ruano no es solo es una conferenciante capacitada y una formadora excepcional, es también una profesional muy versada en conocer la innovación social en todas sus facetas. Ella ha visto el ciclo vital de las nuevas ideas en todos sus estadios, así que debes venir al Centro Andaluz de Emprendimiento en Huelva el próximo 8 de Junio para aprender de tus errores y de los que han cometidos otros.  Terapia, networking y know-how para tu empresa de economía social en una sola jornada.
Reserva ya tu plaza cumplimentando el formulario.