Femvertising, publicidad responsable

El marketing que empodera a la mujer: Femvertising.

Con un poco de sentido común y/o sensibilidad, basta. Hacer Femvertising es fácil.

El Femvertising es un nuevo concepto publicitario que empodera a las mujeres y las representa de manera positiva, no sólo luchando contra los estereotipos de género que ellas rechazan, sino animándolas a ser lo que ellas quieran ser, abriendo a todas las generaciones un mundo de posibilidades que hasta ahora no eran contempladas.

Instituciones públicas y privadas, medios de comunicación, empresas y marcas de todo tipo deben ser exigentes y cuidadosas con los contenidos que generan, con las campañas de sensibilización y/o marketing que difunden y con las actividades que llevan a cabo debido a su obligación moral de contribuir activamente al mejoramiento social y a la lucha contra la invisibilización y/o deformación de la imagen de la mujer en la sociedad.
Diferentes estudios reflejan la incomodidad de las mujeres (y de la sociedad en general) con las campañas publicitarias que perpetúan roles o imágenes de género discriminatorios.
Las grandes corporaciones ya se han percatado de que no vale sólo con no hacer anuncios machistas. Ahora necesitan el Femvertising para mejorar la sociedad, empoderar a las mujeres e (incluso) aumentar sus ventas.
¿Es tan difícil contentar entonces a las mujeres? En absoluto. Muchas marcas lo logran a diario. Empresas como Unilever o Nike, Pantene, Google, Playtex y Chevrolet han conseguido no sólo satisfacer al público con mayor poder de decisión del mercado (ver datos más abajo), sino que también han logrado convertir sus anuncios en monumentos al Femvertising.
Y como monumentos que son, todo el mundo habla de ellos. Se han hecho virales, son compartidos por millones de mujeres (y hombres) agradecidas de sentirse por fin bien representadas y retratadas.
Hacer Femvertising es fácil. Con un poco de sentido común y/o sensibilidad, basta. Y el esfuerzo merece la pena. Además de mejorar el mundo representando a la mujer de manera positiva y mostrando el infinito abanico de opciones que tienen ante sí a las generaciones actuales y futuras, las empresas verán que su pequeña inversión se convierte en grandes beneficios.
Cada muestra de Femvertising se ha hecho más viral que la anterior, cada anuncio se ha compartido con más ahínco en redes sociales, cada empresa ha visto su esfuerzo recompensado.
Algunos datos a tener en cuenta:
Durante la Advertising Week 2014, la plataforma SheKnows presentó los resultados de una encuesta sobre el impacto de este tipo de publicidad, con las siguientes conclusiones:

  • 52% de las encuestadas compraron un producto porque les gustó cómo una marca retrató a las mujeres en su publicidad.
  • 45% compartió anuncios promujeres con otras personas.
  • 46% siguió a un anunciante en redes sociales por sus campañas publicitarias.
  • 51% apreció las campañas porque rompían con los estereotipos de género.
  • El 90 % de las mujeres sienten que los marketers no las entienden, según el observatorio Women at Ecommerce by Let’s Bonus.
  • Un estudio realizado por Unilever, compañía pionera en el Femvertising y líder del ránking de empresas más sustentables del planeta (¿casualidad?), concluyó que el 40% de las mujeres no se siente identificada con las mujeres que ven en la publicidad y que un tercio de las mujeres considera que los anuncios las muestran tal y como las ven los hombres y no tal y como ellas son.
  • Las mujeres toman el 70% de las decisiones de compra en el mundo, el 80% en España.Y el 80 % de las decisiones de compras online, según el observatorio Women at Ecommerce by Let’s Bonus.
  • Respecto a las redes sociales,  el 56 % del total de usuarios son mujeres. Las mujeres usan las redes para formarse, para entretenerse, para estar al día, para (como vimos antes) convertir en viral aquello que les gusta y para comparar precios, experiencias de usuario, ventajas o desventajas de un producto o servicio, etc..

 
 
No es sólo que las mujeres puedan ostentar el poder, es que en el ámbito de las compras ya lo están haciendo. Por eso las empresas deben introducir el Femvertising en su ADN. Deben hacerlo por responsabilidad social corporativa, es decir, por su deber ético de aportar lo máximo posible al progreso y al bienestar social y (también) porque les impide llegar a gran parte de su potencial clientela.
 
Si Google tiene en cuenta a las mujeres para hacer sus doodles, no es (sólo) porque sean muy altruistas. Es porque enfocar el marketing (también) a la mujer reporta importantes beneficios, inclinando la balanza hacia quien toma la mayoría de las decisiones y consiguiendo además publicidad gratuita gracias a la viralidad que se genera cuando un anuncio gusta a una mujer.
 

España acabó el año 2015 con una población de 23.695.618 mujeres, lo que supone el 50,93% del total. Y ese 50,93% sigue sin sentirse identificado con el reflejo que organismos públicos y privados proyectan de ellas.

 
Ya es hora de saber realmente qué necesita, siente y padece más de la mitad de la ciudadanía. Ya es hora de escuchar en vez de imponer. Ya es hora de resarcir a las generaciones más mayores por la desatención que han sufrido y de animar a las mujeres de toda edad y condición (incluyendo a las más jóvenes) a ser lo que realmente quieren ser y no lo que los demás quieren que sean.
 
Mejorar el mundo es fácil y hasta lucrativo. Si no lo haces por (el presente y) el futuro de todas (y todos), hazlo por tu empresa/marca. Ya redundará en la sociedad sin que te des cuenta.
 
Si quieres ampliar tus conocimientos, cumplimenta el FORMULARIO y te enviaremos un White Paper con más información.